Shade The Changing Girl de Castellucci y Zarcone

Shade The Changing Girl (La Chica Cambiante) es una serie de c√≥mics publicada en Young Animal, el sello de DC Comics a cargo de Gerard Way. Las encargadas de traer de regreso a este personaje es el d√ļo compuesto por Cecil Castellucci en el guion y Marley Zarcone en el dibujo.

Pero el personaje de Shade no es algo nuevo. De hecho, su primera aparici√≥n fue en 1977, creado por Michael Fleischer y Steve Ditko. Este √ļltimo es el principal responsable de Rac Shade, un ser proveniente de la dimensi√≥n Meta, acusado de traici√≥n y sentenciado a muerte.

Para huir de su condena, Shade roba un chaleco M que le permite cambiar de dimensiones y as√≠ llegar a la Tierra escapando de las autoridades de su planeta natal. La serie no tuvo √©xito y fue cancelada en el octavo n√ļmero.

el hombre cambiante
Rac Shade

En 1990 el personaje vuelve a cargo de Peter Milligan y Chris Bachalo. La serie tuvo relativo √©xito y se extendi√≥ hasta el n√ļmero 70. Incluso a partil del n√ļmero 33 pas√≥ a formar parte de Vertigo, en pleno boom del sello adulto de DC. A d√≠a de hoy es considerada una serie de culto. Fue cancelada en 1997 y desde ese entonces el personaje de Rac Shade qued√≥ en el olvido.

Eso fue hasta 2016 que el sello Young Animal decidi√≥ desempolvar la mitolog√≠a del mundo de Meta, pero con una protagonista diferente‚ĶCastellucci y Zarcone nos traen esta peculiar serie que analizaremos a continuaci√≥n a lo largo de sus dos vol√ļmenes.

Shade The Changing Girl Vol. 1

La serie nos narra la vida de Loma, una habitante del planeta Meta, admiradora de Rac Shade que logra obtener el abrigo de la locura. Esto le permite ser una conciencia que termina en el cuerpo de Megan, una chica de la Tierra con muerte cerebral. Obviamente, esto hace que Megan ahora con la conciencia de Loma recupere su salud y se reintegre al mundo.

Shade The Changing Girl

Ahora Loma tendr√° que adaptarse a la Tierra, a socializar y a enfrentarse al oscuro pasado de su cuerpo receptor. Deber√° vivir en un mundo que admira, pero que sin dudas es dif√≠cil adaptarse a √©l. Este concepto refrescante y diferente permite que la historia sea tan extra√Īa, llena de psicodelia y surrealismo.

Loma en Meta con sus padres

Este primer volumen trata del camino de Shade (Loma) de encontrar su lugar en este mundo, algo con lo que todos pueden identificarse. Además, tiene muchos momentos de drama y suspenso que mantienen las cosas interesantes durante todo el proceso. En general, este es un volumen sólido y un comienzo prometedor para una nueva serie.

Shade The Changing Girl Vol. 2

Esta segunda parte contin√ļa el extra√Īo y surrealista viaje de Shade y su abrigo M. Con la misma narraci√≥n que el primer volumen, se enfoca ahora en conflictos y problemas globales. Esto hace que el c√≥mic sea m√°s significativo y f√°cil de conectar, brindando una experiencia de lectura m√°s profunda. Las subtramas con algunos personajes no son tan interesantes, pero esto no opaca los aspectos positivos de la serie.

Shade The Changing Girl megan

El segundo volumen empieza con un giro, sacándonos de la escuela, con una Shade dispuesta a explorar el mundo. Esto le permite a ella, y al lector, ver cosas como la variedad de la vida en una ciudad, el comercialismo estéril de lugares trágicos y el falso glamour de Hollywood. Ese convierte en una historia y crítica de la sociedad.

Opinión

Shade The Changing Girl (La Chica Cambiante) es un c√≥mic con un concepto √ļnico que hace de la historia algo fresca e interesante. La evaluaci√≥n y cr√≠tica de la humanidad es convincente. La serie toma mucho tiempo para desarrollar el drama y suspenso. Las ilustraciones se ven fant√°sticas y complementan perfectamente los temas narrados.

Megan

Su naturaleza extra√Īa ayuda a establecer una base sobre la cual se realiza un examen √ļnico de la humanidad. En el primer volumen las luchas de Shade en la Tierra reflejan algunas de los mismos conflictos que los humanos atraviesan en el viaje pasado la adolescencia. Vemos esto en los intentos de Shade de hacer amigos, su deseo de encajar, su necesidad de separarse de la monoton√≠a y la forma en que se siente inc√≥moda con su propio cuerpo. Todos estos sentimientos son sentimientos asociados con el crecimiento y ser√°n instant√°neamente identificables para la mayor√≠a de los lectores. Esta met√°fora proporciona una reflexi√≥n maravillosa sobre la condici√≥n humana.

El segundo volumen muestra una mirada m√°s profunda a los problemas sociales de la actualidad. Desde el principio, Castellucci profundiza en lo que significa ser diferente y no encajar en el molde. Este mensaje se aplica f√°cilmente a cualquier n√ļmero de grupos, incluidas las personas con problemas de salud mental, la comunidad LGBTQ, los ni√Īos con padres controladores o cualquier grupo de personas excluidas. De esta manera, el mensaje es f√°cil de relacionar, lo que hace que la historia sea m√°s f√°cil de conectar.

Shade y sus amigos

Quiz√°s una parte negativa para algunos, sea la propia naturaleza extra√Īa del c√≥mic. Esto puede ocasionar que unos lectores se resistan a leer la obra, debido a la complejidad de sus escenas surrealistas.

Las ilustraciones se adaptan perfectamente a la naturaleza √ļnica de este c√≥mic. Los l√°pices de Marley Zarcone son incre√≠blemente imaginativos y dan vida al mundo de Shade, tanto en la Tierra como en Meta. El arte estilizado hace bien en dejar que brille la naturaleza extra√Īa de la serie. De esta manera, las estructuras err√°ticas y las representaciones cada vez m√°s creativas del chaleco M de Shade no solo se ven bien, sino que mejoran la historia‚Ķ

Mega Shade

Shade The Changing Girl nos sumerge en un mundo extra√Īo que sirve para contar una historia muy convincente. La trama tiene los elementos de una buena obra, drama impulsado por personajes, suspenso metaf√≠sico e incluso un relato sobre el crecimiento humano. Aquellos que aprecian las narraciones at√≠picas deber√≠an leer este c√≥mic, ya que encontrar√°n mucho que amar en sus p√°ginas.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *