Modigliani: Príncipe de la Bohemia de Seksik y Le Hénanff

Modigliani: Príncipe de la Bohemia es un cómic que narra los últimos años de vida del pintor italiano. Laurent Seksik y Fabrice Le Hénanff, autores de esta novela gráfica nos sumergen en la vida del artista, desde su agitada pasión por el alcohol, su irónico e irascible carácter y la pobreza que pasó junto a su esposa, Jeanne Hébuterne.

¿Quién fue Amadeo Modigliani?

Amadeo Clemente Modigliani fue un pintor italiano nacido en Livorno en 1884. Vivió la mayor parte de su vida en París, donde fallecería en 1920. Su arte fue uno de los tantos que ayudó a inspirar a la Escuela de París.

Su nombre es sinónimo de bohemia. Nunca faltó en su vida el alcohol, las drogas, la pobreza y enfermedad. Durante su vida fue un autor incomprendido, de mala fama y lleno de miserias. Solo con su muerte su nombre se elevó a la categoría de celebridad y sus pinturas plantearía las semillas del arte moderno.

Amadeo Modigliani
Amadeo Modigliani

En París entabla amistad con artistas como Picasso, Brancusi y Rivera. Sus amigos lo llamaban “Modi”, que en francés significaba maldito. Los excesos de su agitada vida nocturno siempre le pasaron factura. Siempre gozó de una salud no muy buena.

También se dedicó a la escultura. Tanto en ella como en pintura se dedica a enaltecer la figura humana. Su estilo se caracterizó por cuellos largos, ojos almendrados y bocas pequeñas.

Retrato de Paul Guillaume
Retrato de Paul Guillaume, una de sus pinturas

Fue un mujeriego empedernido, las mujeres lo amaban. De Jeanne Hébuterne tendría una hija. Modigliani murió en 1920 a los 35 años de meningitis tuberculosa.

Una de sus obras, Nu Couché (desnudo acostado) se vendió en 2015 por $ 170 millones, el segundo precio más alto pagado por una pintura en una subasta.

Modigliani: Príncipe de la Bohemia

En 2014 Laurent Seksik y Fabrice Le Hénanff publicaron el cómic (novela gráfica) Modigliani: Príncipe de la Bohemia. Su fin era contarles a los lectores a manera de viñetas, los últimos años de este genial artista. La historia ocurre durante los últimos años de la Primera Guerra Mundial hasta la desaparición de Modigliani en 1920.

portada de Modigliani: Príncipe de la Bohemia

Descrito como “el peor de los hombres” en la primera página por la madre de su joven novia, Jeanne, pronto vemos a Modigliani en plena marcha, ironizando una crítica negativa hacia su trabajo, del inglés Clive Bell.

Pronto se nos hace evidente el trato despreocupado hacia Jeanne y su comerciante de arte, Leopoldo Zborowski. Ellos muestran una devoción al pintor que es apenas recíproca. Incluso hay veces, que el propio Modigliani los tilda de ser amantes. A pesar de eso, siempre somos testigos del gran amor que profesaba el artista por Jeanne.

Acribillado por la tuberculosis, su fragilidad le impide luchar en la guerra o perseguir su primer amor artístico, la escultura. Posteriormente estalla su resentimiento, tanto autodestructivo como hostil hacia el mundo que lo rodea, particularmente aquellos que lo aman más. De hecho, dadas las numerosas ausencias de Modigliani, el cómic es tanto la historia de Jeanne y Zbo, las únicas personas a las que logra no alejar.

viñeta de Modigliani: Príncipe de la Bohemia

El relato nos adentra en la personalidad de Amadeo, su arte incomprendido y catalogado de vulgar para la época. Seremos testigo de su vida bohemia, de su enfermedad y el posterior legado que dejaría a la humanidad.

Laurent Seksik declaró una vez que Modigliani ejerce la misma fascinación que un héroe trágico de Shakespeare. Y tiene razón, el personaje que presenta aquí ciertamente tiene uno o dos defectos fatales que acompañan su talento.

Opinión

La trama del libro en ningún momento se torna pesada, es una historia biográfica entretenida y muy informativa. Destaca la complejidad de su tema: un artista que abandonó su origen burgués italiano y se lanzó a un frenesí de productividad en un medio empobrecido, pero creativamente fértil.

Las ilustraciones merecen aplausos, el arte luminoso de Fabrice Le Hénanff utiliza la técnica couleur directe que recuerda a artistas como Bill Sienkiewicz, Dave McKean y Jon J Muth.

viñeta de Príncipe de la Bohemia

Las páginas están claramente modeladas y referenciadas por fotos, pero nunca parecen escenificadas o estáticas. La mezcla de pasteles y acuarela de Le Hénanff, más tinta y lápiz, da una energía brillante que evoca tangiblemente el helado invierno parisino, los sombríos horrores del frente occidental y el calor de la Provenza.

El mayor defecto del cómic quizás sea la colocación de las letras en las viñetas. Un poco torpes, con cajas de gran tamaño y a veces insensiblemente colocadas que ocultan el arte. Las ilustraciones de Le Hénanff merecen ser vistas lo más claramente posible.

A medida que Modigiani se acerca al final de su vida, la narración del cómic se vuelve un poco fracturada y elíptica. Esto podría ser un reflejo creativo de los crecientes apagones del artista y los días perdidos, pero también hace que una parte clave del final sea poco claro, si es que no estás acostumbrado a este tipo de narrativa.

funeral de Jeanne Hébuterne

Modigliani: Príncipe de la Bohemia es una novela gráfica que merece darle una hojeada, es sumamente entretenido, informativo y a su corto. Con su obra de arte luminosa y el examen estimulante de un ser humano complejo, vale la pena desenterrar si tiene algún interés en el ardiente entorno artístico de París de principios del siglo XX. Incluso te dejará las ganas de averiguar más de la vida de este magnífico pintor.

Compartir en redes sociales
Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter
Share on Reddit
Reddit
Share on Tumblr
Tumblr
Share on VK
VK

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *