Kid Eternity de Grant Morrison y Duncan Fegredo [Reseña]

Kid Eternity es una cómic de tres números escrita por Grant Morrison e ilustrada por Duncan Fegredo publicada en 1991. Coincidió durante la etapa en que varios personajes olvidados de DC se renovaron. Morrison encargado anteriormente con gran éxito de Animal Man y Doom Patrol, tomaría como próximo desafío a un personaje verdaderamente olvidado y casi desconocido.

¿Quién es Kid Eternity?

Publicado originalmente en Quality Comics, Kid Eternity hizo su debut en 1942. En ese momento, su origen era que cuando niño, nuestro protagonista viajaba en un bote con su abuelo que fue hundido por un torpedo alemán. Sin embargo, en el mundo del cielo, se cometió un error y Kid no debía morir hasta después de otros 75 años.

El “Guardián” en el Cielo le otorgó a Kid poderes para usar durante 75 años y así compensar el error. Al decir la palabra eternidad (eternity), Kid podría convocar figuras históricas del pasado para ayudarlo.

Kid Eternity de Quality Comics
Kid Eternity de Quality Comics

A mediados de 1950, Quality Comics vendió sus personajes y derechos a DC Comics. Kid estuvo en el olvido hasta la década de 1970, donde fue ubicado en Tierra S como compañero de la Familia Marvel. Luego de Crisis en Tierras Infinitas el personaje quedó olvidado en el limbo editorial. Hasta inicios de los noventa con la oscura revisión de Morrison en esta miniserie.

Sinopsis

Este cómic fue un lanzamiento previo al inicio del sello Vertigo. Sin embargo, todos los efectos de la historia son digna de esta línea editorial dirigida a un público mucho más maduro y sofisticado.

En Kid Eternity de Grant Morrison el origen del protagonista se renovó completamente, prácticamente a la inversa. Ahora Kid descubre que nunca estuvo en el cielo en primer lugar, sino en el infierno. Todo esto fue parte de una trama de los Señores del Caos para usarlo como su agente involuntario y configurar unos artefactos que aceleran la evolución de la humanidad. Esto será una ofrenda a Dios para recuperar su gracia y regresar al Cielo, lugar del cual provienen. Kid descubre que el Sr. Keeper fue, en realidad, un demonio todo el tiempo.

ilustraciones de Fegredo

Kid cree que él y el Sr. Keeper fueron capturados y encarcelados en el infierno, escapa y van en búsqueda de un comediante llamado Jerry Sullivan, quien resultó gravemente herido en un accidente automovilístico después de ser perseguido por demonios llamados Shichiriron. Ahora es cuando Kid y Jerry se abrirán paso a través de la versión del infierno de Morrison y nuestro protagonista descubrirá su verdadero origen.

Opinión

Como la mayoría de las obras de Morrison, el cómic está fuertemente cargado de metáforas y todo tipo de secretos difíciles de comprender para el lector. La trama tiende a serpentear mucho entre varios elementos con poca explicación, otro rasgo característico del autor escoces. Los eventos de la historia son realmente secundarios ante el nuevo origen de Kid, ya que su pasado cambia tan radicalmente como lo hizo Swamp Thing unos años antes.

Esta miniserie está enfocada a un público más sofisticado y adoptando un enfoque de alto nivel tanto para la historia como para el arte. Estos cómics tienden a ser cerebrales, cultos y a menudo emplean técnicas de bellas artes. Lo que a su vez los convierte a la antítesis de los populares cómics de superhéroes.

ilustraciones de Fegredo

La reinterpretación de Kid, permite a Morrison tomar ese concepto y transformar la historia en un cómic de terror. La trama es no lineal, poca sorpresa para los fanáticos de Grant y Vertigo, donde el tiempo salta de un lado a otro.

También hay momentos en que la historia se abruma un poco con estallidos prolongados de prosa embriagadora y poética consciente de sí misma, otro sello común del escritor escoces. Es un cómic en el cuál serás testigo de la mayoría de técnicas narrativas utilizadas por el guionista.

Las ilustraciones de Duncan Fegredo complementa el flujo de la historia y son simultáneamente hermosas y a la vez horribles, trasmitiendo perfectamente las ideas de Morrison. Eso sí, hay algunas escenas que son desorientadoras y confunden al lector.

Aun así, Fegredo expresa algunos momentos realmente espeluznantes y conmovedores mientras los personajes estás en el Infierno. Su diseño de Kid es muy elegante, lo representa como un ángel azul-blanco con gafas de sol John Lennon.

Kid Eternity de Grant Morrison

Entonces, ¿Es recomendable Kid Eternity? Por supuesto, es una historia que se alinea con las primeras publicaciones de Vertigo y conserva el estilo de Morrison, a pesar que no es explotado como en sus otras obras. Aun así, es una lectura decente y un juego metafísico bastante agradable. Además, presenta un buen ejemplo de cómo, en las manos correctas, un concepto inicialmente saludable puede convertirse en algo sorprendentemente oscuro y desagradable… En el buen sentido de la palabra.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *