El día del Juicio de Alan Moore y Rob Liefeld

Pocos hombres son capaces de revolucionar el mundo de los superhéroes como Alan Moore. Es una persona que siempre en cada historia tiene algo innovador. Así lo demostró en Watchmen y sus personajes con problemas de personalidad o en ¿Qué le pasó al hombre del mañana? con la última aventura de Superman. Con El día del juicio, cómic que veremos a continuación, Alan Moore nos volvería a deleitar con su ingenio narrativo.

En 1997 publicó una de las historias más innovadores e interesantes junto a Rob Liefeld en Awasome Entertaiment. El concepto del cómic es simple, pero algo poco visto en el género: Un superhéroe es acusado de asesinato y tendrá que afrontar un juicio. Pero en eso no queda la cosa, tanto los presentes, testigos, jurados y juez son superhéroes activos o en retiro. Así veremos desfilar varios superhéroes creados (¿copiados?) por Rob Liefeld como Supreme, los Youngblood o Bartholomew J. Throll.

Bartholomew J. Throll
Bartholomew J. Throll se parece mucho a Wolverine. A su lado el perro de Supreme, que podemos decir es una copia de Krypto

A todo le sumamos que en cada número se contará la vida de diversos personajes que desfilaron a lo largo de la historia de la humanidad y su relación con un objeto milenario que será de suma importancia a la hora de resolución del juicio. Un cómic bastante interesante, ¿cierto?

Rob Liefeld y Awasome Entertainment

En 1992 varios escritores se reunieron para crear Image Comics, una editorial que otorgarían total control creativo a los artistas. Uno de estos fundadores fue Rob Liefeld y creador del primer cómic que publicó Image, Youngblood.

portada de youngblood
Los Youngblood en Image Comics

La serie tuvo éxito entre los lectores y se convirtió en la marca distintiva de la editorial. Aquí Rob crearía muchos personajes como Badrock, Bloodstrike, Glory, Prophet y Supreme. Todos estos muy parecidos, copiados o influenciados de superhéroes que todos conocemos como X-Force, X-Men, Superman, etc.

Supreme
Supreme y su “similitud” con Superman

Debido a algunas diferencias con Image, Liefeld abandonaría la editorial y crearía su propio sello, Awasome Entertainment en 1997. Junto con él llevo a todas sus creaciones y esperando levantar sus series estrellas Youngblood y Supreme que cada vez perdían más lectores, acudió a Alan Moore.

Trama y opinión de El día del Juicio

En El día del Juicio, Knightsabre, miembro de los Youngblood y con problemas con el alcohol, sale de fiesta por su cumpleaños y al regresar al cuartel reposa en el cuarto de Riptide, su compañera de equipo. Al despertar al día siguiente se encuentra con la sorpresa que Riptide fue asesinada y rodeado por algunos miembros de Youngblood que lo acusan de asesinato. Con todas las pruebas incriminándolo, Knightsabre va a juicio con todos los personajes de Awasome como testigos, jurados y jueces. Ahora, el abogado de Knightsabre tiene que tratar de resolver el caso y liberar a su cliente.

página de el día del juicio de Alan Moore

Además, como dije en cada número, seremos testigos de historias de personajes en el pasado a modo de flashbacks. En primera instancia parece que no tiene ninguna relación con la trama, pero con el paso de los números tienen bastante influencia en la resolución del caso.

Y para no perder la costumbre en estos microrelatos vemos más imitaciones de personajes populares. Por ejemplo, Zantar, el rey blanco del Congo (imitación de Tarzán), Bramm, el Bersek (copia de Conan), el Caballero de Invierno (copia del Caballero negro de Marvel) y así muchos más.

Zantar el rey blanco del Congo
Zantar, el rey blanco del Congo

Estos microrelatos pasan por diversos momentos de la historia hasta llegar al presente. Vistamos la era de los bárbaros, el reino de Camelot con Merlin y el rey Arturo, la selva del Congo, el viejo oeste, etc.

De las ilustraciones de Liefeld ya mucho se ha hablado. A unos encanta, a muchos más disgusta. Él se encarga de dibujar la historia principal, mientras que los microrelatos lo realizan múltiples artistas. Como es Rob Liefeld, encontrarás hombres hipermusculosos y mujeres despampanantes. Las escenas de acción son tremendas y con mucha acción, de gran impacto visual como el buen Rob nos tiene acostumbrados.

el día del juicio

Es una obra que todos debemos leer. Moore con su brillante narrativa y Liefeld con su peculiar estilo artístico se complementa muy bien y nos regalan esta maravillosa obra. Los diálogos están muy bien logrados y son entretenidos, la historia no tiene deficiencias y vemos como cada microrelato va cobrando peso y es parte fundamental en la resolución del conflicto para dar con el verdadero culpable, que dicho sea de paso es bastante sorprendente. Sin duda con El día del Juicio, Alan Moore reinventa a los personajes de Youngblood y convierta esta historia como uno de los pilares de la década los noventa.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *