Neil Gaiman y Mark Buckingham trabajan en Miracleman

Al parecer está de regreso. Neil Gaiman y Mark Buckingham están listos para traer a los tebeos al icónico Miracleman.

En la gira de prensa de Good Omens, CBR aprovechó para preguntarle el estado de la serie a Neil Gaiman. Gaiman explicó con cautela que todos los obstáculos parecen estar claros. De hecho, la pareja ha comenzado a crear nuevas historias de Miracleman. A continuación, las declaraciones del autor de Sadman:

Miracleman está en la carretera. Casi no me atrevo a decir demasiado, porque se ha salido de la carretera tantas veces por razones que están fuera de mi control y del de Mark Buckingham. Había un montón de cosas contractuales que la gente en las habitaciones traseras pasaba literalmente años resolviendo antes de que se nos permitiera volver a entrar en ellas, y finalmente fue resuelto. Mark Buckingham está, creo, dibujando a Miracleman mientras hablamos. Así que puede ser una cosa. Y dado que el último número de Miracleman salió en 1993, es un poco…. Yo estoy como, puede que esté hablando demasiado pronto. Algo terrible puede suceder. Pero parece que va por buen camino.

La larga batalla por los derechos del personaje y el material producido por Moore, Gaiman y sus diferentes socios artísticos puede considerarse la más complicada de la historia del cómic. El personaje comenzó como Marvelman, una imitación británica del Shazam (Captain Marvel) de la edad de oro. Cuando el editor del Capitán Marvel, Fawcett, perdió su batalla legal con DC Comics en 1953, el artista y empaquetador de cómics del Reino Unido, Mick Anglo, concibió a Marvelman para continuar publicando hazañas al estilo Shazam. El resultado fue el primer superhéroe original de Gran Bretaña.

Marvelman regresó en la década de 1980 en Warrior, una revista de cómics del Reino Unido. Esta revista afirmaba haber adquirido los derechos del héroe (aunque se han discutido los detalles de ese acuerdo). Alan Moore y los artistas Garry Leach y Alan Davis serían los autores a cargo del héroe. La serie emigró a la editorial estadounidense Eclipse, donde finalmente se llamaría Miracleman, y los derechos fueron supuestamente divididos entre la compañía y los creadores de las diversas historias. En 1990, los encargados de Miracleman eran Neil Gaiman y Mark Buckingham, pero cuando Eclipse quebró tres años después, la pareja estaba a sólo un tercio del camino a través de una trilogía de historias planificada.

Miracleman de Neil Gaiman y Mark Buckingham

A lo largo de los años 90 y más allá, la batalla por Miracleman se convirtió en un solo frente en la guerra legal en curso entre Gaiman y el creador de Spawn, Todd McFarlane, que compró la mayoría de los activos de Eclipse en procedimientos de quiebra. La pareja regresó a las cortes por años, tanto para Miracleman como para el personaje Angela. Toda la cuestión de la propiedad se desbarató a finales de los años 2000 cuando Moore empezó a abrazar la idea de que Marvelman pertenecía al creador original Mick Anglo todo el tiempo y que su carrera de Miracleman nunca debería haber existido, legalmente hablando.

En 2009, estimulado en parte por los comentarios de Moore, Marvel anunció que había comprado los derechos del personaje subyacente de Marvelman directamente a Anglo. En los diez años transcurridos desde la declaración de Marvel, llegó una asombrosa cantidad de noticias relacionadas con el personaje. Marvel publicó una ola de reimpresiones que celebraban los cómics originales de los años cincuenta. Anglo murió en 2011 a la edad de 96 años. Gaiman y McFarlane finalmente resolvieron su disputa legal, con los derechos de Angela volviendo al escritor que rápidamente los asignó a Marvel. La editorial inició una serie de reimpresiones de cómics de Miracleman que a menudo se retrasaban. Y a petición de Moore le atribuyó el título de The Original Writer.

Muchos lectores que esperan la conclusión de la historia de la “Edad de Plata” de la pareja y su propuesta de seguimiento de la “Edad Oscura”, sin duda seguirán siendo escépticos de que los cómics se publiquen alguna vez.

Fuente: CBR

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *