Por qué los Vigilantes de Marvel juraron no interferir nunca

La verdadera razón por la que Uatu y el resto de Vigilantes juraron no interferir nunca en los acontecimientos es una de las tragedias más antiguas de Marvel.

Algunas de las entidades cósmicas más importantes del multiverso Marvel son los Vigilantes. Entre las especies más antiguas de la creación, los Vigilantes se caracterizan desde hace tiempo por su juramento de observar las acciones y los acontecimientos del multiverso, pero de no interferir nunca. A pesar de ello, Uatu y otros de su misma especie han encontrado lagunas en este juramento para ayudar a los héroes de varios mundos.

Aunque su juramento pueda parecer desconcertante, hay una razón específica y antigua por la que los Vigilantes han jurado no interferir nunca en las acciones de las razas de la galaxia, y es una historia genuinamente épica de arrogancia y arrepentimiento que todavía los persigue hasta el día de hoy.

Por qué los Vigilantes no pueden interferir en los mundos

El origen de los Vigilantes se narra en Tales of Suspense #53 (1964), escrito por Stan Lee y Larry Lieber. Posteriormente, este origen sería actualizado en Original Sin #0, de Mark Waid, Jim Cheung y Paco Medina. Esta historia revelaba que los Vigilantes estaban entre las primeras razas de toda la existencia. Incluso cuando otras razas empezaron a evolucionar lentamente por la galaxia, los Vigilantes ya eran una civilización antigua y contaban con grandes inventos.

portada de origina sins 0 con los vigilantes siendo observado por los héroes de Marvel

Uno de los miembros de su raza, Ikor, padre de Uatu, creía que sus avances podría ayudar al resto de especies a alcanzar su verdadero potencial. Aunque su líder, Emnu, se resistía a esta idea, el consejo gobernante permitió a Ikor emprender sus planes.

Recomendación: Top 15 Mujeres más Poderosas de Marvel ¿Quién será la más fuerte?

Los futuros Vigilante dotaron, entonces, a una antigua raza conocida como los Prosilicanos, de energía nuclear. El plan era que se adaptaran rápidamente a su nuevo poder y avanzaran como civilización en poco tiempo. Con esta guía, los Prosilicanos construyeron rápidamente naciones, eliminando el hambre y la peste en su mundo. Al cabo de una década, los Prosilicanos habían avanzado de una forma que podría haberles llevado miles de años.

vigilantes y prosilicanos

Con el éxito de su experimento, los futuros Vigilantes partieron para extender su influencia a otros mundos de la galaxia. Pero cuando volvieron a visitar el mundo, descubrieron al mundo de los Prosilicanos en ruinas, asolado por la guerra y con la especie erradicada.

Ante tal descubrimiento, Ikor tenía el corazón destrozado por el hecho de que su don fuera utilizado simplemente como un arma para que la raza lo usara contra su propio pueblo. Ikor decidió que Emnu había tenido razón todo el tiempo. Aunque no podían revertir el genocidio que se había producido debido a su interferencia, los Vigilantes tendrían que pagar para siempre penitencia por la arrogancia bienintencionada de Ikor.

ikor y uatu

Después de la extinción de los Prosilicanos, Ikor determinó que los Vigilantes tienen la responsabilidad ante el universo de observar todas las cosas, pero deben jurar que nunca más utilizarán su poder o conocimiento para interferir en las acciones de los mortales.

Uatu y el juramento de los Vigilantes

Pronto, Uatu trató de convencer a su padre de que el acto había sido realizado con una creencia genuina para el mejoramiento del universo. A pesar de todos sus argumento, Ikor no cambió de idea. Pero esa creencia se mantiene en la actualidad, con la no infrecuente participación de Uatu en los acontecimientos.

Incluso ahora, Uatu utilizó silenciosamente su poder para observar todas las realidades. Y no encontró ninguna en la que no se cometiera el error original de los Vigilantes. En cada realidad que vio, los Vigilantes dieron a los Prosilicanos la oportunidad de crear una utopía, y en su lugar terminaron en la ruina.

Uatu

Esta historia nos permite ver a los Vigilantes de un modo completamente diferente. Son seres bien intencionados que han jurado no interferir con las realidades, no debido a alguna creencia errónea de que son mejores que los que observan, sino por el arrepentimiento de su intervención hace eones.

Recomendación: Dormammu vs Galactus ¿Quién gana en una pelea?

La reticencia de Uatu a enfrentarse a todas las especies también habla de su voluntad de saltarse las reglas. Cuando la situación lo permite, el ayuda a los héroes en su lucha contra diversas amenazas cósmicas. Incluso después de todos estos años, Uatu sigue creyendo en los seres a los que su pueblo trató de ayudar y en las lecciones que le enseñó su padre.

Valora el contenido

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *