Batman: White Knight de Sean Murphy [Reseña cómics]

Batman: White Knight es una miniserie de ocho números escrita e ilustrada por Sean Murphy. El cómic se publicó en el año 2018 bajo el sello Black Label, una especie de división de DC Comics que busca contar historias de nuestros superhéroes de toda la vida, pero para un público más adulto.

Batman: White Knight comienza con una premisa nunca explotada y muy interesante: El Joker se cura de su locura. Así es, por increíble que parezca, el Joker está sano y con la convicción que él puede ser el salvador de Gotham en lugar de Batman. Rápidamente intenta controlar el crimen y ayudar a los desfavorecidos, encontrando formas de darle herramientas al Departamento de Policía de Gotham City. White Knight es un elseworld, significa que está fuera de la continuidad de los cómics de Batman. Esto permite al autor explorar su idea sin límites ni complicaciones.

batman y joker en batman white knight

La novela gráfica comienza con una pregunta simple: ¿Batman hace más daño que bien a Gotham? Esta es la premisa que plantea el autor, y con la evidencia que nos enseña no es difícil dar una respuesta. En cierto modo, es una opinión como Batman evolucionó a lo largo de los años hasta el punto que ahora carga contra su ciudad en un tanque y simplemente expulsa a los criminales.

El cómic empieza de manera brutal. En un año en el futuro vemos a Batman encerrado en la prisión de Gótica y al Joker solicitando su ayuda. Pero a pesar de todo, la historia es capaz de permanecer en tierra. Esto se logra al presentar un Batman que es totalmente humano y falible, a diferencia de la figura divina que los cómics y las películas modernas nos quieren meter a la cabeza. Una forma de lograrlo es realmente profundizar en las relaciones entre Batman y sus aliados, aquí reducidos a Nightwing (su antiguo Robin) y Batgirl. Pueden ver el camino oscuro que está siguiendo su mentor, pero se sienten impotentes para detenerlo.

robin y batgirl en batman white knight

La representación de Jack Napier, el alter ego del Joker, está muy bien lograda, aunque a veces sus métodos parecían ser actos de un villano, en lugar de mostrarse como acciones para salvar su ciudad. Hay una mezcla extraña de él haciendo puntos válidos, señalando cuánto dinero cuesta a la ciudad las acciones de Batman y la falta de ayuda que hace, lo que contrasta con los métodos extremos que él toma por su cuenta. En particular, la forma en que controla el crimen es bastante escalofriante y se explota fácilmente con la llegada de una nueva amenaza. Al final, realmente te preocupas por Napier de una manera que no esperas.

El amor entre Harley y Napier representa algo que Batman siente que nunca puede tener. Esto es otra manera de demostrar que Napier es probablemente más ajustado que Bruce. Sin embargo, Harley todavía se siente como un personaje completamente definido por el Joker, incluso cuando el cómic revela que puede ser independiente.

jack napier y harley quinzel

Las ilustraciones realizadas por Sean Murphy son excelentes. Las formas en que distingue entre Napier y Joker son muy efectivas, cambiando la postura y los efectos de iluminación para que puedas saber quién está al mando. Sus escenas son de estilo cinético, pero fáciles de seguir y geniales para la vista.

En esencia, White Knight es una historia sobre la relación entre Batman y su mayor rival. Profundiza mucho más en los dos personajes que en cualquier otro cómic que haya leído antes. Muestra la verdadera razón de la obsesión del Joker con Batman, su relación de co-dependencia. El Batman que vemos aquí está roto, tal vez sea por sus largos años combatiendo el crimen. El mundo que creó Murphy es uno de los que podría explorarse más a fondo. Eso esperamos para su secuela ya anuciada.

Batman: White Knight es un cómic entretenido y perspicaz que se integra perfectamente con otras historias clásicas de Batman. Ya se ganó su lugar en la selección de grandes historias del hombre murciélago.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *